Horario de Consulta:
De Lunes a Viernes 11.00 a 14.00h y 16.00 a 20.00h - Teléfono: 91 309 16 19

Promociones y Ofertas

Reciba las Promociones en su email
 Dr. Juan Alcázar Ruíz

Mesoterapia

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica Médica inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor, que consiste en tratar las zonas afectadas con microinyecciones con aguja muy fina de medicamentos de medicina convencional, homeopática, vitaminas, minerales o aminoácidos; de este modo podemos vehiculizar estos medicamentos en pequeñas dosis hasta la dermis, consiguiendo resultados muy efectivos frente a gran cantidad de enfermedades o indicaciones de Medicina Estética.

El nombre proviene de la capa de la piel en la que se inyectan las sustancias, la dermis, derivada del mesodermo embrionario.

Más de 15.000 especialistas en todo el mundo usan la mesoterapia para una variedad de tratamientos como reducción de peso, celulitis, corrección de arrugas faciales, flaccidez, varices, pérdida capilar, acné, tratamiento de cicatrices, etc. La mesoterapia también se emplea para tratar problemas derivados de una liposucción.

Es muy importante en el tratamiento del dolor, agudo y crónico, muchos médicos especialistas en Medicina del Deporte y Traumatólogos lo utilizan para acortar el tiempo de recuperación y calmar el dolor producido por lesiones deportivas.
   

En 1987, la Academia Francesa de Medicina reconoció la Mesoterapia como parte de la medicina convencional. La Sociedad Internacional de Mesoterapia comprende 14 países de Europa y Sudamérica.

Podemos definir la Mesoterapia  con un principio básico: “Poco, pocas veces, en el lugar adecuado”. O sea:

El uso de pequeñas cantidades de medicamentos ya que, al ser administrados de este modo, llegan a las capas intradérmicas, y, por lo tanto, con poca cantidad basta para conseguir efectos muy importantes que sólo podrían obtenerse de otro modo con grandes dosis del mismo producto.

Además, sus efectos secundarios son también muy escasos. En concreto, con la mesoterapia virtual, inexistentes.

Por último, los medicamentos se aplican en las zonas de la piel más próximas al lugar donde radica la patología que queremos mejorar o curar y en la profundidad igualmente correcta.

En la llamada Mesoterapia virtual, SIN AGUJAS, todo esto se realiza a través de distintas técnicas, pero principalmente, es por medio de ondas electromagnéticas que consiguen la electroporación, o lo que es lo mismo, la conducción transdérmica de medicamento  hasta capas profundas, evitando por consiguiente todas las molestias ocasionadas por la acción de pinchar, como el dolor y los hematomas.

 

Mesoterapia Facial

La MESOTERAPIA FACIAL es un tratamiento DE REJUVENECIMIENTO DE CARA, CUELLO, MANOS Y ESCOTE.

El procedimiento es muy sencillo, pues consiste en realizar una mesoterapia convencional en la piel (es decir, diversas inyecciones, a nivel muy superficial) aplicando una mezcla de vitaminas, oligoelementos y ácido hialurónico no reticulado.

El objetivo es conseguir una REVITALIZACION INTEGRAL Y LA HIDRATACION EN PROFUNDIDAD de las pieles con falta de luminosidad, tonicidad, elasticidad o firmeza.

Para disminuir las pequeñas molestias que se originan como consecuencia de la aplicación de estas microinyecciones en la piel, en ocasiones, administramos una crema anestésica en la zona que vamos a tratar, como paso previo al tratamiento.

El objetivo es estimular la oxigenación y la fabricación de colágeno; de este modo, la piel está más hidratada desde la primera sesión, volviéndose la tez de forma progresiva más luminosa y uniforme, así como más tensa y mejorando la flaccidez, consiguiendo que el rostro esté menos cansado y rejuvenecido.

La MESOTERAPIA FACIAL es uno de los tratamientos MÁS EFICACES Y ECONÓMICOS para dar a la piel un aspecto brillante y de suavidad, así como  para la reducción de las arrugas.

En general, al inicio del tratamiento, se recomiendan cuatro sesiones espaciadas cada dos semanas; el mantenimiento de los resultados requiere una sesión cada mes o cada dos meses, dependiendo de la edad del paciente y de su tipo de piel.

1661