Horario de Consulta:
De Lunes a Viernes 11.00 a 14.00h y 16.00 a 20.00h - Teléfono: 91 309 16 19

Promociones y Ofertas

Reciba las Promociones en su email
 Dr. Juan Alcázar Ruíz

Esclerosis Vascular

Esclerosis Vascular

El sistema circulatorio está formado, por el corazón que realiza la función de bomba, por arterias, venas y vasos linfáticos; las arterias transportan la sangre oxigenada y los nutrientes a todos los tejidos del cuerpo, los cuales una vez consumido el oxígeno devuelven la sangre a las venas, las que a su vez se encargan de transportarla de nuevo a los pulmones para su oxigenación.

La sangre que transcurre por las arterias es impulsada por la fuerza de bombeo del corazón, pero, en las venas, el retorno debe realizarse en contra de la gravedad. Para “ayudar”,  interviene la acción de sus propias paredes y válvulas y el efecto de la contracción de los músculos vecinos. Si la “ayuda” es insuficiente, puede producirse entonces el acúmulo de agua, sangre y toxinas en los tejidos originándose edema, hinchazón, calambres, hormigueos, picor, dolor y cansancio.

Los trabajos con una prolongada permanencia de pie, la obesidad, el sedentarismo, el embarazo, el tabaco, la toma prolongada de algunos medicamentos (como anovulatorios orales), son factores contribuyentes. Se considera importante asimismo el papel que juega la herencia, y el factor principal para su aparición sería la debilidad estructural de la pared venosa.

El diagnóstico se establece por la Historia Clínica, el examen médico y las analíticas, y el estudio Doppler y Eco-Doppler; según su tamaño, las varicosidades pueden ser:

  • Telangiectasias, por lo general miden menos de 1 milímetro de diámetro. Son más notorias sobre la nariz y en las mejillas, pero pueden salir en cualquier parte del cuerpo, a veces también por abuso de alcohol y algunas alergias.

  • Venas reticulares, son dilataciones anormales de los vasos con calibre entre 1.5 a 3 mm. de diámetro, y que se manifiestan por la forma de “red azulosa o verdosa”, y que puede presentarse desde la región abdominal hasta los pies, y aunque no comprometen el estado general, pueden tratarse con fines cosméticos con escleroterapia, Láserterapia u Ozonoterapia.

  • Las de gran calibre o varices verdaderas, cuyo tratamiento es la Cirugía.


El tratamiento es muy sencillo: con el paciente acostado, se inyecta una sustancia esclerosante con una aguja muy fina, dentro de la luz de la vena, cuya función consiste en ocasionar una inflamación local controlada con el consiguiente cierre del vaso; posteriormente se coloca una venda elástica compresiva durante 48 horas; el esclerosante más utilizado es el Polidocanol.

Una vez finalizada la sesión de esclerosis, complementamos el tratamiento con la estimulación de la circulación de retorno con Ozonoterapia, Homeopatía, Acupuntura y la toma de Medicamentos Naturales, con el fín de mejorar el estado circulatorio general; también el ejercicio, el uso de medias con gradientes de presión y la reducción de peso, son algunas de las medidas que pueden aliviar la situación.

1452

Galería de imágenes